El edificio de Cal Bisbe

Los cargos que ocupó Bernat Nadal en Madrid y, posteriormente en Mallorca, posibilitaron que consiguiera una serie de propiedades en su villa natal (Sóller), entre ellas un edificio en la calle de la Volta Piquera. Por este motivo, el inmueble pasó a conocerse popularmente con el nombre de Cal Bisbe. El edificio tenía una almazara para la producción de aceite, diversas estancias y un huerto en la parte posterior.

Ante las gestiones y beneficios que hizo el Obispo por Sóller, el Ayuntamiento le concedió el 22 de abril de de 1808 a él y a sus herederos, poder tomar el agua de la fuente de s'Olla para abastecer su casa y hacer una acequia para llevarla directamente a la casa.

A su muerte, la casa pasó a sus herederos, que la mantuvieron en propiedad hasta principios del siglo XX, siendo habitada por unos inquilinos que se encargaban de labrar la tierra y de la producción de aceite de las fincas agrícolas.

El ayuntamiento en el centernario de su muerte quiso recordar la figura del querido Obispo colocando el 1909 una placa honorífica en la fachada de su casa natal. La lápida, de concepción barroca y de piedra de Santanyí, fue esculpida por Miquel Sacanell, según un dibujo del arquitecto Guillem Forteza. La placa se halla entre dos columnas con el fuste helicoidal y el capitel de inspiración coríntia, que soportan un entablamento moldurado. Sobre este entablamento hay dos ángeles sentados, sujetando el escudo del obispo, situado en el centro de éstos. Con la otra mano, aguantan una guirnalda que finaliza en una copa gallonada que se halla sobre el entablamento. Bajo las dos columnas hallamos una ménsula decorada con volutas y motivos vegetales. La inscripción dice: AQUESTA CASA / ÉS LA QUE HABITÀ / EL BISBE / DR. BERNAT NADAL / FILL DE SOLLER / MDCCXLV- MDCCCXVIII (ESTA CASA/ES LA QUE HABITÓ/EL OBISPO/DR. BERNAT NADAL/HIJO DE SOLLER/MDCCXLV- MDCCCXVIII ).

Hacia la década de 1920, el edificio de Cal Bisbe era propiedad de los hermanos Mª Antònia, Miquel i Rosa Palou Barbarín, residentes en Palma. El 1928, sin descendencia del último miembro de esta familia, la casa se dividió en dos. Una parte, donde había la casa de los posaderos y la almazara que fue adquirida por compra-venta por Antoni Arbona Rullan –Repic- y su esposa Rosa Rullan Oliver, los cuales la habían tenido alquilada hasta entonces; pocos años después, adquirieron una parte del patio de Cal Bisbe.

La otra parte, la esencial de la casa, con la entrada principal, fue donada en herencia a la Iglesia. Esta institución cedió el inmueble a la Comunidad de Hermanos de las Escuelas Cristianas o de la Salle, popularmente conocidos en Sóller como Frares des Bavarall (Frailes de los Baveros), por el tipo de vestimenta que llevaban. Éstos llegaron a Sóller el 1905, procedentes de Avignon (Francia), escapando de la ley francesa contra las congregaciones religiosas. Su llegada fue impulsada por el fundador del ferrocarril Jeroni Estades, debido a su prestigio como educadores (especialmente en idiomas y contabilidad). Destacó la presencia del Hermano Bianor, famoso botánico internacional que reunió la colección de plantas más completa de la isla.

Los Hermanos de La Salle llevaron a cabo algunas obras en el edificio en los años treinta y lo dotaron de baños y los conectaron a la red pública de alcantarillado, modificaron unas ventanas en la fachada interior del edificio y construyeron un balcón en esta misma fachada; además ensancharon una ventana en la fachada principal. Cuando, en los años cuarenta, los Frailes del Bavero dejaron Sóller, el local fue ocupado por la asociación religiosa Acción Católica, dedicada a fomentar el espíritu católico entre la sociedad, y de una marcada atención al ocio. Fue sede del equipo de básquet Águilas, que dependía de AC. También en este local, Acción Católica montó un cine, que se mantuvo hasta el 1960 y un economato de productos básicos.

El 1972, el resto de la casa fue adquirida por Joan Arbona Rullan –Repic- y su esposa Francisca Colom Calafat, ellos habían heredado el año anterior la parte de su padre, Antoni Arbona. Así los dos edificios se unificaron de nuevo el año 1973. Después de esto se realizaron algunas reformas para poder adecuarlos a la producción y distribución del aceite de su almazara. Por este motivo, se modificó la entrada principal de Cal Bisbe, hechando atrás la fachada, eliminando el portal de piedra i el balcón superior, para ensancharlo y hacer accesible la entrada a vehículos de la almazara.

La almazara dejó de usarse en los años ochenta y la casa permaneció cerrada hasta que los actuales propietarios, herederos de Joan Arbona, decidieron reformar totalmente el edificio y transformarlo en un hotel de interior, un espacio que conjuga tradición, servicios, un trato agradable y de cualidad, sin perder el sentido de las raices y de la tierra.

El 1890 residian en Cal Bisbe (volta Piquera, nº 2) Antoni Palou Muntaner con su hija Catalina Palou Pujol y su nieto Antoni Coll Palou. En la misma casa (Volta Piquera nº 2 bis) vivieron Cristòfol Trias Castañer y su hija Mª Antònia Palou Pujol). El 1910 solo vivía el segundo matrimonio.

El portal y el balcón se hallan en una finca de Esporles, que también fue propiedad del Obispo Nadal.

Si desea ponerse en contacto con nosotros, no dide en llamarnos. Estaremos encantados de atenderle.

Información y reservas

+34 971 63 12 28